La actividad fraudulenta no detectada pone a las compañías en grandes riesgos financieros, operativos y legales. Para evitarlo, nuestra solución de fraude permite reconocer patrones de comportamiento anómalos para descubrir, verificar y auditar con mayor detalle las operaciones más sospechosas.

 

Esta metodología reduce el riesgo y duplica los casos detectados, en comparación con el tradicional procedimiento de muestreo al azar.

Con la solución de prevención del fraude de BeSmart, las compañías pueden:

 

  • Realizar prevención del fraude en tiempo real, mientras ocurren las interacciones con los clientes.
  • Crear perfiles de pagos y pagadores sospechosos.
  • Clasificar los casos de fraude a partir de la gravedad que suponen.
  • Incrementar la satisfacción del cliente al agilizar las transacciones no fraudulentas.

 

Me interesa