Anunciamos con gran entusiasmo que hemos finalizado exitosamente un nuevo desarrollo que se suma al portfolio de Soluciones de BeSmart: Smart Risk Cloud.

Este desarrollo se hizo en forma conjunta con la empresa Lagash, quien presentó el caso y resultó ganador en la categoría Financial Services para la Región Latinoamérica y el Caribe en los Premios Inspire 2018 de Microsoft Corp.

El proyecto de Smart Risk Cloud utiliza una solución de Inteligencia Artificial en la nube para ayudar a las empresas a optimizar las cobranzas y la gestión del riesgo crediticio, orientado a maximizar la rentabilidad.

Objetivos del proyecto: DESAFÍO

Las compañías necesitan desplegar una gestión del ciclo de vida del crédito que les permita expandir sus operaciones, manteniendo el riesgo acotado.
Esto es sólo posible mediante el uso exhaustivo de modelos analíticos y la ampliación de los niveles de automatización tecnológica.
Si bien las soluciones de 
BeSmart son utilizadas desde hace años por muchas compañías del sector financiero y retail, hasta ahora los especialistas de la empresa debían realizar muchas operaciones en forma manual o con pequeños desarrollos de software, adaptados para cada caso particular; incluso, con varias empresas, se realizaba un intercambio de archivos por correo electrónico.
Todo esto implicaba un tiempo demasiado largo para el ritmo en que se conducen los negocios en la actualidad, y los costos de la operatoria impedían aplicar este tipo de soluciones a compañías con pocos clientes.

Nuestro proceso del trabajo: SOLUCIÓN

Utilizando técnicas de inteligencia artificial es posible plantear estrategias diferenciadas según las necesidades financieras de cada segmento, manteniendo el equilibrio entre las oportunidades y el riesgo que implican.
Smart Risk Cloud, desarrollada por Lagash para BeSmart, se ejecuta en Microsoft Azure e incluye la utilización de Machine Learning. A partir del historial de comportamiento de pagos de los últimos dos años, la solución permite calcular de manera transparente diferentes niveles de riesgo crediticio, que determinan la propensión de cada cliente a pagar sus deudas.
En función de esta propensión se determinan las estrategias para mantener actualizados los límites de crédito (incrementándolos en distintos porcentajes considerando simultáneamente el riesgo potencial y los patrones de utilización, de manera de optimizar las posibilidades de consumo manteniendo la exposición y la mora acotada) y para priorizar las acciones de cobranza (indicando, por ejemplo, llamar a los clientes calificados con riesgo alto, enviar un SMS a los de riesgo medio, mientras que los clientes de riesgo bajo solo empezarán a ser tratados a partir del día 10 pues la mayoría pagan en forma espontánea).

Los reportes de la aplicación permiten evaluar el comportamiento de la cartera y la performance de las estrategias implementadas.
Una de las capacidades, muy  valoradas por los usuarios, es la posibilidad de aplicar estrategias ‘Champion-Challenger’ a diferentes grupos ‘testigos’, de manera de ponerlas a ‘competir’ y evaluar cuál es la mejor para el objetivo buscado.
Finalmente, la utilización de ‘Machine Learning’ permite que el sistema aprenda en forma continua, constituyendo por lo tanto una herramienta inteligente que aprende de la experiencia para automatizar y optimizar la gestión del riesgo crediticio.

 

“Con esta solución, utilizando Microsoft Azure y Machine Learning, se abre un nuevo campo de oportunidades para nosotros; empezamos comercializándola en Argentina a compañías más pequeñas ampliando así nuestra penetración en el mercado, pero ahora tenemos la posibilidad de escalar sin límites, proyectándonos hacia la región y también a nivel global. El respaldo de Microsoft es muy importante en esta estrategia de crecimiento.”
Adolfo Kvitca, CEO.

 

Más inteligencia en la gestión y mayor escalabilidad: RESULTADO

La migración de Smart Risk a la nube permite obtener un entorno auto gestionable para los usuarios, que reduce costos y acelera procesos.
Machine Learning permite mejorar los modelos de manera continua, ya que aprende de las necesidades de cada compañía y de las propensiones de sus clientes finales, lo que se traduce en mejores estrategias y por lo tanto mayor rentabilidad.
Se trata de una herramienta ‘multitenant’, es decir, que puede ser utilizada por diferentes clientes de BeSmart, en un entorno seguro, cada uno adaptándola a sus necesidades particulares.
Actualmente compañías financieras, retailers y bancos, utilizan la solución para gestionar los límites de créditos y priorizar las cobranzas de más de 15 millones de personas. Las acciones, que antes sólo se podían hacer en forma mensual, pueden ser realizadas ahora en forma diaria.
Mediante la interfaz gráfica los usuarios de negocios -no programadores- definen las estrategias de manera simple y rápida. Los reportes integrados permiten evaluar los resultados de las estrategias y la operatoria, y considerar inclusive distintos escenarios posibles (What if).
La forma en que fue desarrollada la solución permitirá generar rápidamente una versión orientada a las áreas comerciales, que permita aplicar inteligencia artificial a las decisiones de retención de clientes, venta cruzada, y sugerencias de compra.